Sobre Facebook

En este panorama de incertidumbre donde el pasado no puede asegurar el futuro, el hoy del día a día se vuelve omnipresente. De ahí la ansiedad por amarrar el presente, única cosa que sentimos que puede ser controlada actualizando, nombrando y taggeando permanentemente los vínculos afectivos, porque si dejamos de hacerlo, tememos que se diluyan o corran grave riesgo de perderse.

Robinson Crusoe ya tiene celular
Rosalía Winocur
(el título y las itálicas son mías)

Posts relacionados