Mientras los mortales duermen – Kurt Vonnegut

Antología de Sexto Piso con 16 cuentos inéditos del autor de Matadero Cinco, Mientras los mortales duermen es un reflejo de las preocupaciones éticas y morales de un autor que presenció los horrores de la SGM y la deshumanización del siglo XX.

Dicho esto, los relatos del libro abordan a hombres y mujeres aquejados por preocupaciones que los separan de sus congéneres. En el cuento “Sección Femenina”, un hombre cuenta la historia de cómo conoció a su esposa. Cuando se ven, él comenta: “caramba, otro ser humano”, a lo que ella responde: “nunca sabrá hasta qué punto lo soy”.

El eje rector de las preocupaciones de Vonnegut en estos textos es la humanidad, como construcción cultural y ejercicio de voluntad. Uno puede elegir ser humano. Ser más humano. O alienarse. Esas son las opciones, los caminos por los que transitan hombres y mujeres a lo largo de 250 páginas.

En Mientras los mortales duermen hay relatos sobre hombres y máquinas, arte y artificio, y sobre cómo los ideales de la fama, la fortuna y el amor toman giros inesperados en la vida ordinaria. Un ambicioso constructor de carreteras, al mando de un ejército de maquinaria pesada, malgasta su tiempo libre con trenes en miniatura; la viuda de un granjero de cerdos recibe extrañas cartas de un hombre sobre «el dulce dolor indefinible del espíritu». Pero, ¿qué encontrará cuando vaya a reunirse con él? Toda una extraña y divertida galería de personajes estrafalarios que desvelan con agudo humor el lado sórdido y profundamente humano del American way of life.

A pesar de la lección moral que el autor empuja en sus textos, Vonnegut no se lee como una rabieta ante nuestra sociedad de consumo, aprovecha esta condición para ironizar, con un notable sentido del humor, la dinámica cotidiana en la que estamos sujetos desde nuestros distintos roles: empleado, jefe, pareja, etc.

R.- Lo dejé más seco que el rabo de una vaca, porque de repente tuve la idea de que Verne Petrie era lo que andaba mal en el mundo.
P.- ¿Qué anda mal en el mundo?
R.- Que todo el mundo presta atención a fotografías de cosas. Que nadie presta atención a las cosas en sí mismas.

Besos a cien dólares

Esa lección podría resumir lo que Vonnegut transmite en los cuentos de Mientras los mortales duermen, esa preocupación excesiva por las cosas, por las imágenes, por las ilusiones, por todo lo efímero que nos rodea.

Posts relacionados