search instagram arrow-down

Author

Follow El Anaquel | Blog Literario on WordPress.com

Instagram

Una nueva Babel (2001), de Cildo Meireles no. 2 (Jane Alexander, African Adventure 1999–2002) "The first figure encountered when approaching the installation is Harbinger, an anthropomorphic character with a human body and monkey face, made from oil-painted reinforced Cretestone with found shoes and standing on an orange barrel. (...) Alexander said: ‘Much of what I consider while producing my work is globally pervasive, such as segregation, economic polarities, trade, migration, discrimination, conflict, faith etc’ " "Nuestro mundo muerto" es una colección de cuentos de Liliana Colanzi, escritora boliviana, e incluye los textos ganadores del certamen Aura Estrada 2015. Dice Martín Cristal en una reseña para La Voz: "Por su cohesión temática, su incorporación de ciertos rasgos regionales (¿nostalgia del boom latinoamericano?) y por un estilo trabajado como una masa liviana y refinada —con algunos localismos, frutos abrillantados dispersos que le dan a la prosa su sabor particular—, Nuestro mundo muerto es un libro disfrutable, plantado en la triple frontera entre lo verdadero, lo percibido y lo sobrenatural: “eso” que sólo aceptamos cerca de nosotros cuando su contacto se nos vuelve innegable." Lo que me interesa más es el universo íntimo de sus personajes, criaturas a las que la autora trata con la compasión de quien observa a "seres luchar a ciegas" (Colanzi dixit). De lo que somos testigos, entonces, es del mundo privado de seres que buscan "un asidero para no caer" ante la inminencia del derrumbe final de todas las cosas, la respuesta personal ante situaciones límite donde el mundo parece despedazarse por completo. Jane Alexander, African Adventure 1999-2002 "is a comment on colonialism, identity, democracy and the residues of apartheid. The silent, tensely arranged forms speak of human failure, our inability to relate to each other, and a segregated and fragile society. The hybrid characters, neither human nor animal, are simultaneously emblems of monstrosity and oddly beautiful."
.
.
.
.
.
#art #tatemodern #southafrica Swedenborg Este ensayo de Andrés Barba es un acercamiento interesante a la risa y el poder. Dice Barba en un inicio: "cada vez que un hombre abre la boca para reír está devorando a otro hombre". La risa es, entonces, el encuentro con el otro. En el campo político, apunta Barba, la risa ha sido deslegitimada en pro del sentimiento —donde lo políticamente correcto es, tal vez, el bastión desde que el que se luchan las batallas más encarnizadas. Barba parece esgrimir una defensa ante la risa a partir de su rol contra el fascismo (Chaplin y El Gran Dictador), la sexualidad (Deepthroat) y el conformismo, pero acota, al mismo tiempo, dos fronteras en las que el humor siempre se mete en problemas: el horror —por ejemplo, antes las víctimas de 9-11— y lo sacro —con el caso de Charlie Hebdo y el Islam. La tesis última es que, como apunta Foucault, todo es un ejercicio de poder: el que ríe y el que no ríe están en bandos opuestos en los que la idea (y el debate) se minimiza ante la supuesta ofensa —la carcajada como ejercicio de dominación del otro. .
.
.
.
#libros #librosrecomendados #libro #leer

Son tres libros: El caballero de París y otros cuentos, Transbordo y Millennium Tremens. De entrada, quiero disculparme: por ahí leí que cualquier trabajo de creación está mucho más allá de la crítica que se pueda hacer de este… es decir, que la mala literatura es superior a cualquier buena crítica. Tal vez.

En este caso, los tres libros los encontré por 15 pesos en una feria del libro del Auditorio Nacional. Me pregunto si la necesidad de que te lean, te lleva a rematar tus libros de esa manera. O tal vez ese fue el propósito. Las reseñas de los libros aquí:

Jesús Vicente Garcia. Transbordo. Los cuentos de Transbordo dan nuevo aliento a la literatura de ciencia-ficción, muy afecta a la somenidad, a las atmósferas tecnológicas y decadentes. Jesús Vicente, con una prosa sobria, directa, casi coloquial, sazonada con buen humor, deforma la realidad y la toruta hasta extraer de ella una imagen retorcida, dándole así un relieve satírico al género de la ciencia-ficción. // Si de lo que se trataba era de contestar contra el tono solemne de la ciencia ficción, pues tal vez el libro tiene un punto. Vicente García toma el imaginario del metro de la Ciudad de México para construir una realidad alterna plagada de los mismos problemas de hoy: infidelidad, sinsentido, críticas al capitalismo, etc. ¿De qué sirven nuestros mismos temas trillados, simplemente trasladados a una realidad diferente? El autor bien pudo haber abogado por crear nuevos contextos, pero los textos se establecen en lugares comunes que ya hemos visto en el pasado. El libro cierra con un cuento llamado “Puros cuentos”, que parece una oda al genio del autor en su dualidad de escritor. Pfff.

David Gutiérrez Fuentes. Millennium tremens. Este libro como decía Pink Floyd, es “un paquete lleno de sorpresas”. David Gutiérrez apuesta al texto muy breve, lo que significa aspirar al rigor y la calidad. Para llegar ahí recurre a un estilo de alta limpieza al que añade calidez, inteligencia, ingenio e incluso cierto candor que humaniza todo el volumen. Los textos son claros pero, a la vez, intrigantes; invitan a que los hagamos nuestros y procuremos desentrañarlos, pues en esta ocasión la nitidez nos puede llevar a lo que no se expresa directamente. Millennium tremens primero nos devuelve a nuestra naturaleza animal, después ironiza al psicoanálisis para explorar lo que a la larga resulta el tema principal: las viejas y fascinantes guerras de los sexos con su debida tensión erótica; finalmente se abre en distintas direcciones temáticas, buscando con ganas no de encontrar sino de que lo encuentren, siempre cargado de imaginación, humor y amor por la literatura. José Agustín. // José Agustín, neta no. No apuesta por la calidad, en ningún momento. ¿Cómo decirlo? Son textos malos, predecibles. Llama la atención la obsesión del autor por el psicoanálisis, pero me parece que la apuesta a la brevedad es un reflejo de la incapacidad del autor por indagar más a fondo los temas que propone. Muchas veces los textos comienzan en un lado, y terminan en otro completamente aleatorio (i.e. El rostro abierto).

El caballero de París y otros cuentos. En este libro Mariana Gumá se interna por muy variados senderos de la ficción, sus finales suelen tomar por sorpresa al lector más prevenido. Se dice que de una forma u otra los textos acaban arrojando luces sobre la vida de su autor (…) lo que podemos sacar en claro es que su escritura está inserta en una búsqueda constante. Sueña con tocar y fundirse en el otro, sueña con no sentirse un ser separado, sueña acaso, con la inalcanzable completud. // Y sigue la contraportada, pero me he cansado. Tal vez sea el peor de los tres. Que sus finales sorprenden, sí, pero porque son muy malos.

No sé si debería decir más. Tal vez soy muy duro. Lo cierto es que esta serie parece tener dos elementos en común: publicar a estudiantes de la SOGEM, o que tienen un vínculo con la UAM. Es decir, libros de y para el club de Toby. Aunque la lectura ha sido rápida, siento que he perdido mi tiempo en estos libros. ¿Lo más valioso? Por triste que suene, los epígrafes de terceros.

2 comments on “Tres libros de la Universidad Autónoma Metropolitana

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: