Tres ciudades (o, sobre la fotografía)

Me gusta el resultado de la fotografía, pero la culpa se posa cada vez que levanto el lente. Es el proceso lo que me hace sentir incómodo, el hecho de anteponer un objeto sobre los ojos para capturar el momento. Eso, y la incapacidad de los sentidos por aprehender en el presente. La técnica como respuesta al hecho de que experimentar la totalidad siempre será un imposible. Pienso esto por tres ciudades que han regresado, brumosas, recientemente…

Posts relacionados