Notas breves sobre el sitio de Le Corbusier

Viaje a Firminy

Notas breves de un viaje

I

Charles-Edouard Jeanneret, mejor conocido como Le Corbusier, fue un arquitecto Suizo-Francés, pionero de la arquitectura moderna en Europa —hay que recordar que la reconstrucción post-Segunda Guerra Mundial abrió en Europa la posibilidad para otro modelo para la arquitectura, más allá del clásico. Para Le Corbusier, el arquetipo a mirar era Estados Unidos: grandes piezas de concreto, rascacielos, autopistas, lugares de automóvil como parte del diseño citadino –en su libro “Hacia una arquitectura” de 1923 hace constantes referencias al auto como ejemplo de un nuevo mundo y, por extensión, de la nueva arquitectura que él buscaba. No sólo es símbolo de modernidad y progreso, sino que moldea la forma de la ciudad al integrar vías de circulación rápida: una ciudad construida para la velocidad es una ciudad construida para el éxito.

II

En Firminy, poblado cerca de Lyon, Le Corbusier construiría Firminy Vert, un conjunto arquitectónico que consta de una unidad habitacional, una iglesia, un estadio y una casa de cultura. El sitio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad y refleja bien los principios de Le Corbusier:

  • Un edificio levantado sobre pilotes
  • Un marco estructural formado por columnas y vigas
  • Paredes externas acristaladas
  • Un plano abierto flexible (sin muros de carga) que se puede adaptar de acuerdo con las funciones del edificio y sus cambios
  • Una terraza que actúa también como jardín y área común

III

“And then there is an extraordinary dark side, where Le Corbusier didn’t just move to Paris from the watchmaking capital of La Chaux-de-Fonds and change his name from Charles-Edouard Jeanneret—he became, in this widely shared view, a veritable force for evil, a destroyer of cities. He gave us blank walls, windswept plazas, and towers in the park; his wipe-the-slate-clean-and-start-over approach, seen in the 1925 Plan Voisin, a proposal for 60-story towers spaced well apart in the historic district of the Marais in Paris, helped inspire a dark era of urban renewal in this country. He believed in autocratic, top-down planning, where today it is all about a participatory, citizen-oriented process. He embraced the separation of uses and sought to kill the street, when today it is all about the street, a mix of uses, and a human scale. Le Corbusier started revolutionizing architecture and urban design in earnest in the 1920s; by the end of the 20th century, the triumph of the principles espoused by Jane Jacobs (The Death and Life of Great American Cities, 1961) was well established. The refutation came full circle.”

CityLab

IV

“Nunca me interesé por la arquitectura, no tengo una idea acabada sobre su tema. Me he interesado por el espacio, sí, y por todo lo que en los objetos llamados ‘construídos’ me provoca el vértigo del espacio. (…) la arquitectura expresa, significa, traduce, en una especie de forma plena, edificada, el contexto de una sociedad donde efectivamente se perfila ya una época hiperreal”.

Baudrillard

V

La vista desde el sitio de Le Corbusier en Firminy.

VI

Pero, ¿qué es la arquitectura sin la gente? Ruinas, únicamente.

Posts relacionados