Indicios Pánicos – Cristina Peri Rossi

La hemos tenido muy fácil. Nunca hemos gritado, por ejemplo. El miedo no ha cruzado la puerta, y nuestros peores miedos son que la aerolínea pierda nuestra maleta. Así las cosas. Pero hubo otra Latinoamérica, un manicomio -ese mismo del que habla Bolaño-, un otro mundo -nada edénico, por supuesto- tirado hacia el abismo, hacia adelante, sostenido apenas por la remera con unos dedos cansados y estirados.

Vos sos Astíz, ¿no? Pues bueno, no.  Si acaso lo he dicho ya acá, el mundo es un lugar terrible.

Soñé que estaba al borde del plato, sosteniéndome apenas
por las manos (¿o eran los dientes?) y era tan difícil ascender
al plato,

a la llanura lisa y blanca de la loza.

Este libro es un híbrido entre poesía y relato, con 49 capítulos que giran en torno a temas como la censura, el temor, la represión, el miedo.

El humor corrosivo sirve como arma con la que combatir las penalidades del exiliado en un país extranjero y el amargo recuerdo de las iniquidades que anidan en todas las dictaduras.

La lectura es ágil, bella, pero desgarradora. Para un estudio más profundo sobre este libro (y su relación con el Expresionismo alemán) consulten acá.

Posts relacionados