search instagram arrow-down

Author

Follow El Anaquel | Blog Literario on WordPress.com

Instagram

Una nueva Babel (2001), de Cildo Meireles no. 2 (Jane Alexander, African Adventure 1999–2002) "The first figure encountered when approaching the installation is Harbinger, an anthropomorphic character with a human body and monkey face, made from oil-painted reinforced Cretestone with found shoes and standing on an orange barrel. (...) Alexander said: ‘Much of what I consider while producing my work is globally pervasive, such as segregation, economic polarities, trade, migration, discrimination, conflict, faith etc’ " "Nuestro mundo muerto" es una colección de cuentos de Liliana Colanzi, escritora boliviana, e incluye los textos ganadores del certamen Aura Estrada 2015. Dice Martín Cristal en una reseña para La Voz: "Por su cohesión temática, su incorporación de ciertos rasgos regionales (¿nostalgia del boom latinoamericano?) y por un estilo trabajado como una masa liviana y refinada —con algunos localismos, frutos abrillantados dispersos que le dan a la prosa su sabor particular—, Nuestro mundo muerto es un libro disfrutable, plantado en la triple frontera entre lo verdadero, lo percibido y lo sobrenatural: “eso” que sólo aceptamos cerca de nosotros cuando su contacto se nos vuelve innegable." Lo que me interesa más es el universo íntimo de sus personajes, criaturas a las que la autora trata con la compasión de quien observa a "seres luchar a ciegas" (Colanzi dixit). De lo que somos testigos, entonces, es del mundo privado de seres que buscan "un asidero para no caer" ante la inminencia del derrumbe final de todas las cosas, la respuesta personal ante situaciones límite donde el mundo parece despedazarse por completo. Jane Alexander, African Adventure 1999-2002 "is a comment on colonialism, identity, democracy and the residues of apartheid. The silent, tensely arranged forms speak of human failure, our inability to relate to each other, and a segregated and fragile society. The hybrid characters, neither human nor animal, are simultaneously emblems of monstrosity and oddly beautiful."
.
.
.
.
.
#art #tatemodern #southafrica Swedenborg Este ensayo de Andrés Barba es un acercamiento interesante a la risa y el poder. Dice Barba en un inicio: "cada vez que un hombre abre la boca para reír está devorando a otro hombre". La risa es, entonces, el encuentro con el otro. En el campo político, apunta Barba, la risa ha sido deslegitimada en pro del sentimiento —donde lo políticamente correcto es, tal vez, el bastión desde que el que se luchan las batallas más encarnizadas. Barba parece esgrimir una defensa ante la risa a partir de su rol contra el fascismo (Chaplin y El Gran Dictador), la sexualidad (Deepthroat) y el conformismo, pero acota, al mismo tiempo, dos fronteras en las que el humor siempre se mete en problemas: el horror —por ejemplo, antes las víctimas de 9-11— y lo sacro —con el caso de Charlie Hebdo y el Islam. La tesis última es que, como apunta Foucault, todo es un ejercicio de poder: el que ríe y el que no ríe están en bandos opuestos en los que la idea (y el debate) se minimiza ante la supuesta ofensa —la carcajada como ejercicio de dominación del otro. .
.
.
.
#libros #librosrecomendados #libro #leer

La memoria guardará lo que valga la pena. La memoria sabe de mí más que yo; y ella no pierde lo que merece ser salvado.

Eduardo Galeano (Eduardo Germán María Hughes Galeano) recoge en este libros postales de Latinoamérica en la década del 70. Uruguay, Guatemala, Chile, Brasil, Argentina, Cuba. Todos lugares donde la sombra de la dictadura se posó. ¿Qué sabemos, nosotros, los nacidos en los ochentas, si nunca estuvimos ahí? Sabemos lo que nos contaron nuestros padres. Lo que se escucha cantar desde esa esquina en Tlatelolco. Lo que nos cuenta Galeano desde la prisión de su memoria. Todos esos rostros que fueron arrancados, por el simple derecho a disentir. América es joven, y aún así sus horrores son insondables.

En cada capítulo, que a lo mucho toma un par de páginas, Galeano retrata momentos clave para entender aquella década.

El terror sale de las sombras, actúa y vuelve a la oscuridad. Los ojos enrojecidos en la cara de una mujer, una silla vacía, una puerta hecha astillas, alguien que no regresará. Guatemala 1967. Argentina 1977.

Memoria es lo que nos hace falta. Recuerdo el caso de Alfredo Astíz, el ángel rubio de la muerte, “símbolo del secuestro, las desapariciones y la tortura durante la dictadura en Argentina”. Un hombre se lo encuentra en una parada de autobús. Vos sos Astíz, ¿no? Sí, ¿y vos, quién sos? ¡Yo soy el que te va a romper la cara, hijo de puta! La respuesta es un golpe directo a la cara. El atacante: un torturado.

A veces me pregunto cuántos habrán soñado con una oportunidad así…

¿Y nosotros? ¿Tendremos que ser víctimas del horror para decidir tomar postura? No. Ser revolucionario, en el sentido transformador de las instituciones políticas, sociales, económicas e ideológicas, no significa estar tristes. “A la patria, tarea por hacer, no vamos a levantarla con ladrillos de mierda. ¿Serviríamos para algo, a la hora del regreso, si volviéramos rotos? Requiere más coraje la alegría que la pena. A la pena, al fin y al cabo, estamos acostumbrados”.

Creo que la recomendación del libro es clara. Más allá de esto, tenemos la sombra del PRI que asoma tomar de nuevo el poder, coludido con la principal televisora del país. La mayoría de nosotros no le daría un putazo a Salinas, a Echeverría, al Chapo, etc., si lo tuvieran de frente. Ellos son los hijos de ese periodo, engendros contra los que nosotros no nos hemos rebelado. A nosotros nos toca construir un nuevo periodo, uno que verdaderamente valga la pena.

2 comments on “Días y noches de amor y guerra – Eduardo Galeano

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: