Apuntes de la vida cotidiana no. 270212

Estoy escribiendo una novela. Es la primera vez que lo hago. No que antes no haya escrito, sino que simplemente habían sido relatos. Lo absurdo: que las ideas van encajando automáticamente. Eso es muy diferente a que esté bien escrita, pero al menos las ideas tienen sentido entre sí. Este es mi momento más lúcido, dice el personaje del que escribo. Lo peor es que no podría estar más confundido.

Posts relacionados