Apuntes de la vida cotidiana no. 081113

mssion district

Todo se dirige a un mismo punto: el olvido, lo irreversible del tiempo y la ausencia. Todo deja de significar a menos que lo retengamos de alguna manera –dice Piglia que los recuerdos, como los niños, nacen por amor–. No he escrito como he querido pese a que estoy hecho para registrar: me he mudado de ciudad y el nuevo acomodo de las horas me ha sacado de balance la vida parece querer abrirse de nuevo, me llama a las calles a observar, tratar de entender (como si eso fuera posible), a buscar todo aquello que no existe, un viaje que todavía no realizo y que se llama San Francisco.

Posts relacionados