Como agua al regresar – Ricardo Castillo

Primera edición de 1982, de Editorial Penélope, este libro es un poema narrativo que alude a la urgencia de vivir, cuando sabes que todo está perdido. El poema retrata el viaje de regreso de Ismael, de Tijuana a Guadalajara, por la picadura de un alacrán, con el fin de regresar al amor perdido.

II
Cuando el alacrán besa tu carne
la sangre es un lodo ardiente
que el cuerpo no puede contener
y estalla la vida en millones de pedazos
rumbo a todas las direcciones posibles que la noche pueda concebir.
Cuando el alacrán besa la carne,
viene entonces el coyote a limpiar tus ojos ya sin tiempo.
a limpiarlos con su lengua silenciosa,
mientras fluye por la retina toda la vida en el concentrado instante de la muerte.

Entonces te das cuenta que tu vida
más que una historia, fue una mezcla
de tus ojos y tu distraído reojo.

Ricardo Castillo retrata lo hermoso en lo perdido, la belleza donde los otros se han esforzado por retratar lo sórdido (la mona, las peleas, el barrio, la desesperanza, el ligue), un mundo donde Ismael intenta regresar en medio de su muerte, lugar en el que nos damos cuenta que convergen todas esa voces, donde existen al mismo tiempo todos los momentos. “Sólo un parpadeo era capaz de retener el perfume de la piel de esa imagen, que llamé vida”, dice el poeta.

Para una nota biográfica de Ricardo Castillo, lean acá.

Posts relacionados