Antología Poética – C.P. Cavafis

Hace poco publiqué tres poemas de Cavafis. Me gustaría ahondar en el libro donde los leí: Antología Poética, edición de Pedro Bádenas, que reúne 165 poemas distribuidos en nueve perspectivas alrededor del trabajo del poeta alejandrino.

Habría que decir primero que Constandinos Petros Cavafis nació en Alejandría en 1863 y, salvo unos periodos breves en Inglaterra, Francia, Estambul y Atenas, apenas se movió de su ciudad natal. Funcionario tranquilo y modesto, supo crear desde ese espacio uno de los hitos de la poesía moderna. Fascinado por el pasado clásico -homero, helenístico, romano y bizantino-, tomó de ahí referentes que marcaron su trabajo.

A partir de esto, el antólogo propone nueve perspectivas para entender la poesía de Cavafis: el pensamiento (dividido en subáreas como el destino, la identidad, la soledad, el escepticismo, la vejez y la muerte), la evocación homérica, la historia antigua, el cristianismo del período fundacional, Juliano, el Imperio Bizantino, la estética, la poética y la erótica.

Se proclama la primacía de las sensaciones, emociones, contingencias y fugacidad inherentes a la naturaleza de las experiencias humanas. Así es como en la poesía cavafiana resultan fundamentales la experiencia puntual, los sentimientos de amenaza, de miedo a la presión de su entorno, o de hastío ante la rutina diaria; la sensación de pasividad ante el mundo exterior y el sentimiento de incomunicabilidad con los demás.

Este pequeño párrafo lo utiliza Bádenas para hablar de la influencia que tuvo el Decandentismo francés en Cavafis. Más allá de este punto de convergencia, me parece que Bádenas acierta en señalar los puntos fundamentales de la poesía de Cavafis, puntos harto comunes en el sinsentido diario, pero que a través del arte, es posible dotar de significación el cúmulo de experiencias que van significando los días.

Hace poco escuché a una chica decir que le daba hueva la poesía por ser cursi. Eso me puso demasiado triste. En un mundo donde somos bombardeados diariamente por imágenes del horror y la desesperanza, me parece que la poesía sigue siendo un reducto del lenguaje para proclamarse a favor de la belleza y la sensibilidad. La poesía es literatura pura, y que la sociedad en general la desdeñe, es un signo más de la prioridad que se le ha dado a otras cosas. Para leer más poemas de Cavafis, visite aquí.

Posts relacionados