search instagram arrow-down

Author

Follow El Anaquel | Blog Literario on WordPress.com

Instagram

Sigo con Girona En medio de la guerra, una familia yugoslava pasa del fascismo al comunismo y de la esperanza al desencanto al mismo tiempo que el protagonista abandona la niñez. La novela de Ćosić es como un desfile vertiginoso en el que vemos pasar a una familia histérica y entrañable entre las ruinas de la historia: "La vida en familia se parecía a una película, emocionante, insólita, a veces bastante aburrida. La vida en familia evocaba sin cesar una historia leída hacía ya tiempo, olvidada, con pasajes oscuros. La vida en familia se componía de acontecimientos (...); los acontecimientos que sucedían en familia se llamaban <vida>, una palabra muchas veces usada y pocas comprendida". Publicada en 1969 por primera vez en una edición artesanal, el libro se convirtió en poco tiempo en una novela de culto al hablar de una época de caos y miedo y, en medio de esto, el humor como única salvación posible. Avalancha "¿Cuál es el límite si ya no tienes piel?
Y si ya no tienes pies
entre doler y hacer ¿qué se camina?
el cerco es solo una sala de espera 
y las salas de espera son, 
por definición,
habitaciones al borde del vacío.
vine solita a arrancarme las orillas."
Chapbook de Macky Chuca. A estas alturas tal vez ya sea inconseguible —yo guardo tres copias, por si un día necesito alguna de ellas.

El American Conservatory Theater presentó recientemente en San Francisco “Mr.Burns, a post-electric play”, obra en tres actos que mezcla la ciencia ficción, Los Simpsons y la figura del musical. La distopía explora a un grupo de hombres y mujeres que recuerdan un episodio de Los Simpsons:

Primer acto

Salvo por la presencia de un hombre que vigila el campamento con un arma, la escena parece cercana: el grupo ríe y habla sobre un capítulo de Los Simpsons alrededor del fuego. Intercambian voces, cada uno aportando distintos detalles del episodio. Un ruido provoca una reacción inesperada: todo el mundo se levanta asustado y saca un arma. Entre líneas se va tejiendo una realidad terrible: el mundo ha sufrido un holocausto nuclear y la vida, como existía, ha desaparecido. Un extraño llega, entonces, al campamento. Sobrepasado el sobresalto inicial –le apuntan con diversas armas y lo revisan–, cada uno de los miembros procede a repasar una lista de personas a las que el recién llegado tiene que responder si las conoce o no. Luego él hace lo mismo.

La lista son familiares y amigos de los que no se sabe nada. Se intuye que muchos han muerto y el temor a ser otra víctima de la violencia tiene a todo mundo al borde de la locura, la depresión o ambas. Como un acto de sobrevivencia, el grupo regresa al episodio de Los Simpsons, al momento en que a Homero Simpson se le dice que ahora se llama Señor Thompson.

Segundo acto

El grupo sigue junto y tiene nuevos miembros. Han montado una compañía de teatro itinerante: se encargan de montar obras y comerciales que juntan retazos de la cultura pop de este siglo –canciones de Britney Spears, Los Simpsons, comerciales famosos, etc.– para dar la ilusión de que el mundo no se ha ido al carajo. El pasado resulta inaprensible, pues no queda ningún registro, por lo que la compañía se dedica a “comprar” recuerdos en cada pueblo que visitan. Hay, sin embargo, problemas: tienen competencia y parecen estar al borde de la quiebra. Todo esto parece resquebrajar la dinámica del grupo: hay peleas, discusiones y reclamos, diálogos que son, al final, una muestra de lo frágil del nuevo orden social. Hasta cierto punto efectista y previsible, el segundo acto termina con una tragedia que cambiará, de nuevo, a los personajes.

Tercer acto

El tercer acto es un musical y concentra las ideas y conceptos que hemos visto antes. El grupo ha logrado sobrevivir y el arte ha triunfado.

En entrevista, Anne Washburn, escritora y directora de la obra, explica que Mr. Burns es resultado de una obsesión: “tomar una narrativa de la cultura pop y trastocarla al situarla en un contexto post apocalíptico”.

She chose, for the apocalypse, the Only Jeans That Truly Fit. She stood on the bluff, on the highest of many mesas, one black boot raised on a boulder, leaning into her knee, squinting far beneath her sunglasses. The city looked like a cluster of crystals rising from the desert.

100 apocalypses de Lucy Corin.

En el fondo, es una metáfora de la memoria como acto de supervivencia: el universo en el que viven los personajes es tan terrible que lo único que brinda un rescoldo al horror es la extinta cultura de masas. Sea Britney Spears o una Coca-Cola, los protagonistas depositan sus esperanzas en la memoria de lo banal, tergiversando los recuerdos para crear un nuevo mito que les ayude a sobrevivir en medio del horror.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: