En este libro (que cabalga entre el ensayo literario y el de divulgación) José Gordon logra una linda amalgama entre la física y la poesía. Habría que empezar con una noción: la teoría de la gravedad, que conocemos gracias a Newton y Einstein y que nos sirve para entender el mundo físico a gran escala, está desvinculada de la teoría quántica, esto es, la manera en que se comportan las partículas elementales, nuestro microuniverso —en otras palabras, la teoría de lo macro (la gravedad) no tiene validez en lo micro (lo cuántico) y viceversa. Gordon parte de este divorcio para reflexionar sobre conceptos que tocan la literatura y la física: desde el infinito, los multiversos, la teoría de cuerdas y los agujeros negros, hasta el olvido, la literatura y la música.

Acá hay una entrevista al respecto:

Las ilustraciones de Patricio Betteo son un gran acierto de Sexto Piso, sin duda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.