search instagram arrow-down

Author

Follow El Anaquel | Blog Literario on WordPress.com

Instagram

La Revolución será monumental o no será El papel de los monumentos en la Revolución Mundial "Ensayos del dolor propio" cabalga entre la poesía, el ensayo y la autobiografía. No destaca en ninguno, pero no es ahí donde hay que detenerse. En este libro Salva G. Barranco ha logrado proponer una sensibilidad a la vida tan cruda y natural, que es difícil hallar símiles. Tiene algo de Genet, sí, pero también un poco de Radiguet. Sentir, propone Barranco, no es otra cosa que experimentar dolor ("Querer es esencialmente sufrir, como vivir es querer, toda vida es por esencia dolor", Schopenhauer dixit). Los ensayos de Barranco funcionan, además, como artefactos en los que el autor dialoga con la escritura y el cliché de la página en blanco, por ejemplo, cuando teoriza que "la escritura sobre negro consiste en vaciar la página" o cuando dice que lo importante "sucede en los márgenes, en los bordes, en los filos, a punto de caerse de la página" (Barranco pasa la segunda mitad del libro escribiendo en estos bordes). El libro me interesa en cuanto a la poética que contiene, una niñez llena de dolor mudo y lo romántico como traición. Del resto —los juegos— podría prescindir, aunque me gusta lo que ha hecho la editorial, Contraescritura, para reinventar el libro y apoyar así lo que escribe Barranco: "las narraciones se me acaban deshilachando". Sofia Sigo con Girona En medio de la guerra, una familia yugoslava pasa del fascismo al comunismo y de la esperanza al desencanto al mismo tiempo que el protagonista abandona la niñez. La novela de Ćosić es como un desfile vertiginoso en el que vemos pasar a una familia histérica y entrañable entre las ruinas de la historia: "La vida en familia se parecía a una película, emocionante, insólita, a veces bastante aburrida. La vida en familia evocaba sin cesar una historia leída hacía ya tiempo, olvidada, con pasajes oscuros. La vida en familia se componía de acontecimientos (...); los acontecimientos que sucedían en familia se llamaban <vida>, una palabra muchas veces usada y pocas comprendida". Publicada en 1969 por primera vez en una edición artesanal, el libro se convirtió en poco tiempo en una novela de culto al hablar de una época de caos y miedo y, en medio de esto, el humor como única salvación posible.

the harvest is great

Alguien me habló todos los días de mi vida
al oído, despacio, lentamente.
Me dijo: ¡vive, vive, vive!
Era la muerte.

Hoy fui a tramitar mi licencia de conducir. Mientras estaba en una de las ventanillas, un policía grito a mi izquierda: back off! Alguien se encontraba en el suelo, pálido, con sus pupilas persiguiendo un punto dentro de su cráneo. A su lado una mujer lo trataba de reanimar vía CPR. Pensé que el hombre iba a morir. De verdad que lo pensé. Todos nos quedamos viendo, callados, mientras los ojos de aquel hombre intentaban mirar algo dentro de su cabeza. Estuvimos así unos minutos, suspendidos, mientras la mujer seguía masajeando su pecho. El hombre no murió. La mujer –una desconocida– lo salvó.

***

Salgo del departamento y un hombre me pregunta sobre el edificio donde vivo. Todas son preguntas al azar: si hay un lounge, cocina, si es que hay un asador o no. Le respondo y no entiendo bien de qué va todo esto. Me pregunta si sé quién es César Chávez. No lo sabía. Luego me dijo: “My friend got murdered on that street last year, be careful. I mean, he lived on the street, but that doesn’t mean he deserved to die”. Asentí, mientras el hombre tomó camino frente a mí.

***

¿Qué significa todo esto? Probablemente nada, una serie de situaciones unidas por el accidente de la muerte. Hace poco Fernando Vallejo puso algo en su Twitter: “Los libros se van a morir, como yo, como ustedes.” Ante tal verdad, todo pierde sentido. O lo gana, como en ese poema de Sabines.

4 comments on “Apuntes de la vida cotidiana no. 250114

  1. G. dice:

    Todo hace que regresemos a la primera frase. Ayer estuve en un recorrido teatralizado por un museo, el tipo que nos guiaba nos preguntó a todos quién había tocado fondo, tímidos o modestos ninguno respondimos. Pero me dio unas ganas de gritar… que me hacían sentirme tonta para decir (como los niños en la escuela cuando saben la respuesta): yo-yo-yo-yo. Y nada. La cuestión era que quería decirnos que todo, después de tocar fondo, es como volver a vivir, solo saber que se está vivo…

  2. Fernando Claudín dice:

    Hola, Roberto.
    En primer lugar enhorabuena por tu blog.
    Te escribo porque me gustaría que reseñes mis novelas de literatura independiente-alternativa Esta casa es un asco por culpa de la crisis, que hace una catarsis de la realidad social española mediante el uso del esperpento y el humor satírico, y La pesadilla de la crisis, que narra, en un registro onírico, el sueño de un adolescente de familia rica.
    Si te apetece leerlas, te las mando en PDF.

    Aquí tienes los enlaces de Amazon, donde puedes echar un vistazo a la sinopsis:

    http://www.amazon.es/Esta-casa-asco-culpa-crisis-ebook/dp/B00HCLS6HE/ref=pd_ecc_rvi_1

    http://www.amazon.es/pesadilla-crisis-Fernando-Claud%C3%ADn-ebook/dp/B00HCS4EP0/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1390807760&sr=1-1&keywords=La+pesadilla+de+la+crisis

    Saludos y felicidades por tu labor de difusión y promoción de la literatura,

    Fernando Claudín

    Obras que he publicado en papel:
    UNA LOCA COMO UN PALO DE ESCOBA Ediciones de la Torre, 1995
    MUERTOS DE LA NADA Ediciones de la Torre, 1996
    ¡AHUECA EL ALA, URBANO! Ediciones S.M. 1997 Colección ALERTA ROJA
    A CIELO ABIERTO Anaya, 2000 Colección ESPACIO ABIERTO
    LA SERPIENTE DE CRISTAL Anaya, 2001 Colección ESPACIO ABIERTO
    PACTO DE SANGRE Anaya, 2002 Colección ESPACIO ABIERTO
    LA BANDA DE PEPO Anaya, 2003 Colección EL DUENDE VERDE
    EL EMBRUJO DE CHALBI Anaya, 2004 Colección ESPACIO ABIERTO
    LOU ANDREA SALOMÉ LA BRUJA DE HAINBERG Diálogo 2005 Colección AVATAR
    LA BANDA DE PEPO JUEGA A LOS VIKINGOS Anaya, 2012 Colección EL DUENDE VERDE

    1. Roberto Wong dice:

      Hola Fernando, ahora estoy tapado de proyectos, pero te agradezco tu correo y el ofrecimiento. Retomemos más adelante, ¿te parece?

      saludos,

      RW

      1. Fernando Claudín dice:

        De acuerdo, Roberto.
        No hay prisa, cuando tengas tiempo.
        Gracias por tu interés y un abrazo,

        F. C.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: