search instagram arrow-down

Author

Follow El Anaquel | Blog Literario on WordPress.com

Instagram

Sigo con Girona En medio de la guerra, una familia yugoslava pasa del fascismo al comunismo y de la esperanza al desencanto al mismo tiempo que el protagonista abandona la niñez. La novela de Ćosić es como un desfile vertiginoso en el que vemos pasar a una familia histérica y entrañable entre las ruinas de la historia: "La vida en familia se parecía a una película, emocionante, insólita, a veces bastante aburrida. La vida en familia evocaba sin cesar una historia leída hacía ya tiempo, olvidada, con pasajes oscuros. La vida en familia se componía de acontecimientos (...); los acontecimientos que sucedían en familia se llamaban <vida>, una palabra muchas veces usada y pocas comprendida". Publicada en 1969 por primera vez en una edición artesanal, el libro se convirtió en poco tiempo en una novela de culto al hablar de una época de caos y miedo y, en medio de esto, el humor como única salvación posible. Avalancha "¿Cuál es el límite si ya no tienes piel?
Y si ya no tienes pies
entre doler y hacer ¿qué se camina?
el cerco es solo una sala de espera 
y las salas de espera son, 
por definición,
habitaciones al borde del vacío.
vine solita a arrancarme las orillas."
Chapbook de Macky Chuca. A estas alturas tal vez ya sea inconseguible —yo guardo tres copias, por si un día necesito alguna de ellas.

tenis colgados banner

Colgar los tenis: estirar la pata, doblar el petate, dar el changazo, bailar las calmadas, doblar el pellejo, pelearse con la huesuda, entregar el equipo. La muerte cobra varias formas: los pasos que ya dimos, los que ya nunca daremos.

En Internet, otras personas tienen la misma duda: las explicaciones son tan diversas como la geografía de nuestro continente: tenis colgados de cables eléctricos: cerca hay un lugar donde se vende droga. En otro sitio: representan a algún muerto en una pelea entre gangas[1] o, son sinónimo del Cristo.

En otro trayecto los veo de nuevo: pájaros cansados de no levantar el vuelo. Habría que regresar al principio de parsimonia de Ockham: ¡cómo tirar esos tenis, si tienen su historia! Añoranza utópica: los cables eléctricos son un buen lugar para ver lo que se ha perdido. La muerte es sólo otra de las tantas formas del olvido.


[1] Pandillas.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: