En este panorama de incertidumbre donde el pasado no puede asegurar el futuro, el hoy del día a día se vuelve omnipresente. De ahí la ansiedad por amarrar el presente, única cosa que sentimos que puede ser controlada actualizando, nombrando y taggeando permanentemente los vínculos afectivos, porque si dejamos de hacerlo, tememos que se diluyan o corran grave riesgo de perderse.

Robinson Crusoe ya tiene celular
Rosalía Winocur
(el título y las itálicas son mías)

One thought on “Sobre Facebook”

  1. El pasado no asegura el futuro, ni el presente asegura el ahora. La incapacidad humana de entenderse como un elemento prescindible y perecedero en el panorama general de lo absoluto, hace que procuremos retener el ahora, el antes y el después estableciendo que la realidad tiene sentido, porque el hombre se lo dota. Para mi, la realidad es, con o sin. Vivir para retener y retener para poder tener sentido de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.