Cuatro cuentos que datan de 1922. Cuentos de razonamiento, como les llaman, donde el mismo Pessoa los explica: “toda opinión es una tesis, y el mundo, a falta de verdades, reboza opiniones. Pero a cada opinión corresponde una contraopinión, sea crítica de la primera o sea complemento de la misma. En la realidad del pensamiento humano, que es esencialmente fluctuante e incierto, tanto la primera opinión como la opuesta son inestables en sí mismas; no hay síntesis, pues, para las cosas, sino tesis y antítesis. Tal vez sólo los dioses podrían sintetizar”.

Así,  Pessoa traza cuatro cuentos cuya motivación central es la actividad intelectual, con influencia clara y refrendada en la novela policiaca. En el centro de esta actividad del intelecto, Pessoa brinda su lectura en cuatro situaciones: un hombre de negocios con una inteligencia clara y rigurosa descubre que resulta posible, sin contradicción alguna, conciliar riqueza y anarquía; el presidente de una sociedad gastronómica organiza, buscando originalidades culinarias, una cena macabra; un sagaz doctor descubre al culpable de un crimen gracias auna investigación digna del mejor Sherlock Holmes; y una situación oscura es llevada a laluz bajo una lógica aplastante, mediante una férrea concatenación de razonamientos*.

En la vida, sin embargo, la razón no basta, la verdad no basta, la lucidez tampoco, como diría Comte-Spoville. A veces la razón y la vida quedan confrontadas. En ese momento, ¿qué lado elegir?

*Las itálicas son de la contraportada del libro, bajo el sello Mestas Ediciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.